Muy buenas a tod@s, espero que sigáis bien, nosotr@s recién salidos del debate de las ordenanzas fiscales en el ayuntamiento, que mantienen la subida del 30% con la que nos azotaron hace ahora cinco años, y con la que el equipo de gobierno sigue demostrando su incapacidad en la gestión para que los servicios públicos puedan ser a la vez de calidad y sostenibles.

Pero hoy no os voy a hablar de eso… Hoy, con una semana de distancia para sacudirse los sentimientos y ser un poco más objetivo, toca despedirse del inefable Director Gerente del Área Sanitaria y del Hospital de Baza, José Antonio Reche, que ha sido jubilado contra su voluntad (todavía quería seguir martirizándonos un par de meses más) el pasado 27 de octubre. No merecía esta despedida pasar inadvertida, es necesario despedirlo como es debido.


Para ser sinceros, en Baza no se recuerda un buen gerente/a del Hospital en la vida, parece que al principio de los tiempos hubo una que se preocupó un poco por el Hospital, pero los demás han dejado un reguero de eliminación de servicios y de personal tras de si que se mantiene hasta el último de ellos… Tampoco esperamos mucho del que venga, accitano parece ser y especializado en gestionar hospitales “público/privados” con nefastos resultados económicos. Pero bueno, que no se trata ahora de esto, si no de despedirnos del señor Reche, si me pongo a hablar de otros se me pone celoso.


El señor Reche lleva unos 10 años de Gerente del Área Sanitaria Nordeste de Granada (primaria), gerencia a la que sumó en octubre de 2012 la del Hospital General Básico de Baza. Desde entonces, hemos tenido que combatir con él día a día, área a área, contra sus recortes tanto en servicios como en personal dentro del Hospital.


Tras más de dos años con la planta de trauma cerrada (unificada con cirugía), el señor Reche decide hacerle un lavado de cara a la misma (nada de esa gran obra que se iba a realizar) y pintar y poner unos azulejos nuevos más bonitos, convirtiendo todas las habitaciones en individuales. 46 camas nos ha cerrado en total el señor Gerente recién jubilado, aunque aquí hemos tenido siempre un gran debate: él decía que no, que las camas estaban disponibles si era necesario para ponerlas, pero nosotr@s nunca hemos hablado del “mueble”, si no de que ha reducido personal de tal manera que ahora podemos atender 46 camas menos que hace unos años, ya que por mucho que se pueda recolocar el mueble, no contamos con el personal para atender a los pacientes, así que ese servicio no se puede prestar.


Presumió mucho de la apertura de la consulta de rehabilitación cardiaca, pero nunca la ha dotado de personal suficiente, por lo que, en la práctica, nunca se ha puesto en marcha. Nos ha tenido años con un camión aparcado en la puerta para hacer las resonancias magnéticas, privatizado como no. Tres días después de presentar una pregunta al respecto en el Parlamento, resulta que hemos tenido la suerte de heredar uno de los aparatos del Clínico, y que se va a hacer la obra para prestar este servicio en el interior del Hospital. Heredando los aparatos usados de otros hospitales que se van a fusionar en otra pésima decisión de la Junta.


Por último, decidió despedirse a lo grande “arreglando” el tema pendiente durante años de las urgencias en Baza, ya que ambas deben estar separadas y llevan años unidas, pero en vez de solucionarlo como debiera, mandando las urgencias de atención primaria al centro de salud, como en todos lados, y mantener las hospitalarias en el hospital, decide que no, que mejor suprimir las urgencias de atención primaria y unificarlas todas en urgencias hospitalarias. Por suerte, se ha ido sin salirse con la suya gracias a la movilización ciudadana bien dirigida por las organizaciones sindicales y de profesionales.


El único dato positivo de su gestión, por no poner sólo peros, ha sido el traslado del centro de hemodiálisis al entorno del hospital, aunque continua privatizado, pero al menos en unas instalaciones y ubicación dignas. No sé deciros cuánto ha aportado él a este logro, pero el traslado está hecho.


Han sido, por lo tanto, cuatro años de movilización constante contra sus medidas, en favor de mantener la calidad de la atención sanitaria que reciben los bastetanos y bastetanas. IU ha estado siempre en frente de su nefasta gestión, al igual que lo hará de quién venga si sigue con su política de empequeñecer el Hospital. Ahí seguiremos mano a mano con las organizaciones sindicales para impedir cualquier empeoramiento de los servicios sanitarios.


José Antonio te vas, y te aseguro que no vamos a echar de menos tu gestión de nuestra salud. Órganos de participación en los que nunca has creído, y que mantienes en un papel marginal. Reducción de personal, de servicios, de camas. Tu joya de la corona, el Hospital de Día, cerrado ya 4 meses al año para reducir personal. Un desastre en toda línea. Así que vete, descansa, aprovecha para disfrutar la vida de jubilado, que es lo que tienes que hacer… que mientras otros seguiremos velando por el futuro de los servicios sanitarios de Baza. Que te vaya bonito, José Antonio


Un abrazo


Juanra


Tweets de @JuanraGil1

Opinión

Humor

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede cambiar su configuración siempre que lo desee.