Muy buenas a tod@s, espero que sigáis bien, yo sigo un poco pachuchillo pero bien, trabajando y con ganas de seguir sacando asuntos y propuestas hacia adelante, poco a poco y con buena letra.

Asistimos en nuestra ciudad a una realidad que, con lo que le gusta a nuestro equipo de gobierno hacer grandes obras, dejar su impronta como ell@s dicen, el “postureo” y el “aparentar”, resulta sorprendente. Nos encontramos con mucho de eso de aparentar, pero con muy poco mantenimiento de lo que son las estructuras básicas de la ciudad. Me explico.

Por un lado, y no me cansaré de decirlo, Baza está más sucia que nunca. Es una realidad que difícilmente se me puede discutir. Y no es de recibo, cuando tras la privatización del servicio gastamos entre recogida y tratamiento de basura, y limpieza viaria, casi 1.800.000 de euros. Es decir, 300 millones de las antiguas pesetas… Se dice pronto… Eso para tener a trabajadores y trabajadoras con contratos de 3 horas y media. Es tercermundista. No debe ser muy complicado mantener una ciudad limpia, y más con ese presupuesto. Pero lo cotidiano, lo fácil, lo hacen difícil, y se ha convertido en misión imposible. El mensaje del equipo de gobierno es siempre el mismo: que si el incivismo, que si sacan la basura de los contenedores, que si se tira los sábados…. La excepción no justifica lo que es una realidad: Baza está sucia. A ratos, muy sucia. Seguiremos denunciándolo cada vez que sea necesario. Es un primer ejemplo del descuido del gobierno local en asuntos “cotidianos”.

Por otro lado, las, por desgracia, escasas lluvias que tenemos sacan a la luz las miserias de la gestión de este equipo de gobierno. Calles inundadas, unas sólo en agua, otras literalmente en mierda, porque nuestra red aún no tiene separada ni en un 30% de la ciudad las aguas pluviales de las “residuales”. Como además, la red de pluviales se va metiendo “a trozos”, acaban conectándola a la red antigua que mezcla ambas en muchas zonas, y eso conlleva la saturación de la red y los problemas que vivimos, cada vez que caen 4 gotas, por ejemplo en la calle Cádiz. Nuevamente el equipo de gobierno dice que la culpa es “del o de los edificios, que vierten sus pluviales a los darros”. Curioso, porque hablamos de edificios que llevan ocupados más de 15 años, y estos problemas no han existido hasta que se han hecho obras municipales en su entorno. La estrategia siempre es la misma: la dejadez en la gestión se transforma en culpar a la ciudadanía, al otr@, en lugar de solucionar los problemas. Otro ejemplo de la dejadez en las necesidades de la ciudad que “no venden” ni “dejan impronta”.

El estado de abandono de determinadas zonas urbanas, como la Fuente del Alcrebite, la Plaza Razalof, la plaza de abastos…. Hay tantas pequeñas cosas que están absolutamente abandonadas, la falra de exigencia ante los contínuos cortes de lu que sufrimos en cuanto llueve un poco... La limpieza de la estación de autobuses, por ejemplo… Es lamentable el estado en el que se encuentran sus baños casi a cualquier hora, la puerta de entrada a nuestra ciudad… Está claro que el PSOE en Baza no está para estas cosas, para la gestión diaria, para atender a las pequeñas necesidades del municipio. Ell@s lo fían todo a realizar tres-cuatro proyectos grandilocuentes, que dejen su impronta, que les reporten votos, y mientras tanto las tripas de la ciudad se van pudriendo… Nosotr@s vamos a seguir opinando sobre los grandes temas, pero vamos a poner la lupa sobre esas pequeñas cosas de manera constante, denunciando la dejadez y la necesidad de atender también estas situaciones. Y para ello queremos contar con vosotr@s. Queremos que sigáis haciéndonos llegar vuestras denuncias, si es con fotos y vídeos mejor, para que podamos dar voz a este tipo de necesidades. Sabéis que tenéis múltiples maneras de llegar hasta nosotr@s, así que seguid usándolas…

Sin más, os dejo, que me alargo y no es plan… Espero que tengáis buen fin de semana…

Un abrazo

 

Juanra


Tweets de @JuanraGil1

Opinión

Humor

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede cambiar su configuración siempre que lo desee.