Muy buenas a tod@s, espero que sigáis bien. Por mi parte muy bien, retomando la actividad después de un verano para disfrutar de la familia y amigos, en la que no hemos dejado de estar encima de los asuntos de Baza y sus gentes, pero en la que hemos molestado mucho menos con comunicados y escritos, que todo el mundo tiene derecho a reposar, también de nuestras cosas.

Utilizo hoy este medio para explicaros con detenimiento cómo veo toda la situación que estamos viviendo en el país estos días. Me parece un medio acertado, ya que permite más desarrollo y más claridad a la hora de manifestarse que un estado de Facebook, por ejemplo. Sobre este medio citado, debo señalaros que ayer, al igual que hoy, fue un día extraño, que no inesperado. No inesperado, como digo, pero en el que creo que algun@s de mis “amig@s” en esta red social sobrepasaron límites más allá de lo razonable. Me explico.

Sabéis que mi uso de las redes es bastante abierto. No bloqueo a nadie, no entro en discusiones estériles, me gusta que todo el mundo se exprese abiertamente intentando siempre que no se falte al respeto. Pienso seguir en la misma línea, que es la que entiendo como correcta. Ayer, sin embargo, me encontré con ataques bastantes furibundos y bastantes faltas de respeto. Algunas, pero pocas, posiciones razonadas y que de verdad invitaban al debate… Pero entre todo lo demás, el debate no era posible. Sobre las primeras, decir que, a estas alturas, a uno no hay quien lo calle. Aunque joda… Pero, resulta paradójico, porque el muro de una persona en esa red social es su casa, y generalmente a nadie se le ocurre ir a la casa de nadie para insultarlo… Todo esto demuestra el nivel, y el clima que, en este caso, el gobierno del estado y el catalán han generado de radicalización de posiciones. Quien osa decir que las cargas policiales que ordenó el ministerio eran excesivas, o que hay que llegar a una solución pactada de tal modo que el pueblo catalán pueda votar, resulta ser lapidado rápidamente. Porque parece ser que el mundo es blanco o negro, mientras que es obvio que el mundo está hecho en “escala de grises”.

Al respecto, y para terminar, sólo decir que si todas esas personas que ayer defendían la “legalidad” con tanta pasión lo hubieran hecho durante los últimos años, al lado de uno, el país sería totalmente distinto. Hubiera habido muchos menos desahucios, despidos, personas trabajando 12 horas al día con contratos de dos. Y tantas y tantas cosas… Con esas personas trabajando con esa pasión, en Baza no trabajarían siempre los mismos, el pesebre estaría derrotado... pero para eso no, para eso si resulta uno ser buen concejal, y las críticas, que las hay, por lo bajito, con mensajes privados al móvil o al Facebook para que los del SOE no se enteren de que los critico… A eso se enfrenta uno todos los días, por desgracia demasiado solo, mientras todo el mundo espera a que otra persona haga lo que por sí mism@s no se atreven a hacer… vaya que pierda mi mes de trabajo cada tres años, o que mi sobrin@ no entre en el Emplea Joven, o tantas y tantas cosas… Ojalá a partir de ahora estéis ahí para denunciar todos y cada uno de los incumplimientos de la ley y de los derechos fundamentales que se producen a diario.

En cuanto a la situación del país, voy a intentar ser rápido, hay que distinguir varias realidades:

-        Por un lado tenemos a las derechas del país (PP y la antigua CIU, tantas veces socios) representando una gran obra de teatro que a ambos les viene muy bien… Mientras les seguimos el juego, no hablamos del 3%, de la Gurtel, y de todas sus vergüenzas (que también deben ser contrarias a la ley, digo yo).  Ahí siguen los dos gobernando gracias a esta representación, ya que políticamente ambos están más que quemados y amortizados.

-        Por otro lado tenemos a quiénes de verdad se creen toda la historia de crear un estado catalán… y a quienes no nos lo creemos pero somos profundamente democráticos. En este sentido, una obviedad, pero que parece necesaria a la luz de los hechos. Servidor es COMUNISTA. Lo he dicho siempre, nunca me he escondido. Por lo tanto, no creo en los nacionalismos, sean del tipo que sean. Soy INTERNACIONALISTA, y sueño con un mundo sin fronteras ni banderas, que mucho dolor y guerras han traído a la humanidad. Por lo tanto, en absoluto estoy de acuerdo con procesos independentistas. Pero si creo en la democracia. Y creo que no hay mejor manera de resolver los problemas que haciendo la solución a los mismos de tod@s, y eso en una democracia sólo se consigue votando. Votando de una manera acordada, legal, y con todas las garantías, lo cual ayer no era posible. De ahí que considere que el Gobierno se equivocó ayer, con el uso de la fuerza y requisando urnas y papeletas… Porque lo de ayer no era un referéndum, el resultado no era válido en estándares jurídicos, y con la actuación del gobierno se les ha regalado la batalla de la propaganda a quienes estaban realizando una votación sin valor como tal, aunque con valor simbólico, obviamente. Lo que toca es sentarse, hablar, negociar, ceder, y acordar una salida que satisfaga a todas las partes. Gran reto, pero imprescindible.

Lo de votar no es ninguna barbaridad. Sin ir más lejos, tenemos un ejemplo muy reciente en el mismo seno de la UE, Escocia en 2014. Los estados no son, históricamente, inamovibles. De hecho, España es como es (territorialmente hablando) desde hace 40 años (los puristas dirían 41), cuando el estado se desentendió de sus obligaciones con el Sahara español (Saguia el Hamra y Río de Oro). No desapareció España por estas modificaciones (ni cuando “se perdió Cuba” en 1898, por ejemplo).

Sin embargo, lo de ayer rompió el eje independencia sí o no. Lo de ayer pone en cuestión la democracia. Y, en el cambio de eje hacia democracia sí o no, uno siempre estará al lado de la democracia. Es sencillo. Hay que ser consecuente en todo momento, y defender siempre lo mismo… Lo que pasa es que es más fácil defender el derecho de autodeterminación de los pueblos a 3.000 kilómetros que en casa. Y eso no debe ser así… Los derechos lo son siempre y lo son universales (y me parece apasionante el debate sobre cuál es el sujeto del derecho).

No habrá solución democrática y que contente a la mayoría sin diálogo, sin defensa a ultranza de la democracia y sin cambios. Como decía antes, no se aprecia el mismo respeto y la misma defensa de la legalidad en todos los casos. Pero hay otro tema que es importante: las leyes son leyes, con sus defectos y virtudes. Y está en manos de tod@s cambiarlas a mejor (y por desgracia en algunos casos a peor). La esclavitud era legal, la prohibición del voto femenino era legal, las jornadas laborales de 16 horas eran legales. Y fue a través de la lucha contra esas leyes como se consiguió derogarlas y conseguir derechos sólo unos años antes imposibles de soñar si quiera. Además, resulta extraño que sea un Presidente del Gobierno perteneciente a un Partido (es su Presidente de hecho) que está imputado por destruir pruebas en procesos judiciales en curso, y que tiene decenas de causas judiciales abiertas, quien ahora se ponga a encabezar la defensa de la ley. También es el mismo que se inventó una amnistía fiscal que sólo nosotros decíamos que era ilegal, anticonstitucional, y al final los tribunales nos han dado la razón. No os vi defendiendo la legalidad en este trance, más bien vi defensas de patriotas con su dinero en Suiza. Al principio lo decía, nunca he engañado a nadie. Creo en lo que creo, con convicción y solidez. Tomé posesión por imperativo legal, no porque no crea en la ley, sino porque creo que hay que mejorarla, que transformarla. Por eso continúe mi promesa con la declaración de que haría todo lo posible por modificar una Constitución que es insuficiente, sobre todo porque los derechos de las personas para garantizar su subsistencia no son exigibles judicialmente, y por lo tanto son una mera declaración de intenciones (derecho a la vivienda o al empleo, por ejemplo). Y en ello sigo.

Por eso, todo esto supone una oportunidad. Una oportunidad para que l@s polític@s que están ahí arriba sepan leer la situación, y de este modo surja un nuevo marco normativo en el que tod@s salgamos ganando, y en el que se garanticen las condiciones de vida de toda la ciudadanía. Ahora falta voluntad, el reconocimiento de que hay un problema, y que nos arremanguemos y le busquemos solución.

Mientras tanto uno seguirá luchando contra las injusticias, procurando una mejor realidad para tod@s. Luchando contra el pesebre. Intentando que se recupere nuestro patrimonio, que la Sierra deje de morirse, que se arreglen nuestras calles, que dejen de salir tantos y tantos jóvenes de Baza para buscarse la vida fuera, o que a los asesinatos machistas se les considere como tal y defendamos tod@s junt@s políticas feministas. Con más o con menos apoyos, porque al afiliarse al PCE y a IU uno se separa del camino fácil, y recorre un camino mucho más tortuoso. Pero, que quede claro, no dejaré nunca de defender lo que defiendo y de pensar como pienso por 100 votos más o menos. Es la libertad que te proporciona el poder defender aquello en lo que crees porque no te van las habichuelas en ello. La coherencia es importante, y cada cual que vote lo que le represente. Espero que, visto lo visto, ahora que hemos despertado, me vea menos solo que hasta ahora en este empeño. A ver si es verdad… la esperanza es lo último que se pierde…

Un abrazo

Juanra

 

PD: Volver a ver “La jauría humana”


Tweets de @JuanraGil1

Opinión

Humor

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede cambiar su configuración siempre que lo desee.