El Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Baza con motivo de la aprobación de las ordenanzas fiscales ha puesto de manifiesto que, por cuarto año consecutivo, la mala gestión del PSOE en el gobierno municipal hace imposible bajar las tasas e impuestos municipales que hace 5 años subieron un 30% de manera “temporal”.

Así lo ha indicado el Portavoz Municipal de Izquierda Unida en Baza, Juan Ramón Gil van Gils, que recuerda que “recién comenzada la legislatura anterior, hace 5 años, el PSOE de Baza realizó una subida del 30% de media de todos los impuestos municipales, ya que según ellos la situación económica del ayuntamiento así lo requería, y que se produciría una bajada de los mismos en cuanto fuera posible. La noticia hoy es que, cinco años después, la situación económica del ayuntamiento sigue sin permitir la bajada de uno solo de los impuestos y tasas municipales, que continúan en “estado de excepción” debido a la incapacidad del gobierno municipal para mejorar los problemas económicos estructurales del ayuntamiento”.

Para Gil van Gils, se demuestra que el rumbo económico que impone el PSOE en el ayuntamiento de Baza es totalmente equivocado, ya que “no sólo la situación no permite bajar los impuestos que tan abusivamente se subieron, sino que, excepto en el caso del abastecimiento de agua potable, todos los servicios municipales siguen siendo deficitarios, en muchos casos por encima del 100 por 100, lo que demuestra que no se están gestionando como debieran”. El ejemplo más claro de esta mala gestión es para el portavoz de IU el servicio de recogida de basura y limpieza viaria, que “suponía un coste en 2008 de unos 800.000€ anuales y se percibían unos ingresos aproximados de 600.000€. Tras su privatización, pasó a costar más de dos millones de euros, mientras que se recaudaban (con la subida de la tasa) unos 800.000€. Ahora, tras destrozar el servicio con la reducción de la jornada de todos los trabajadores y trabajadoras del mismo, el servicio nos cuesta algo más de millón y medio y seguimos recaudando unos 800.000€. Es decir, nos cobran un 30% más, pero el servicio sigue costando el doble de lo que pagamos. Por eso no pueden bajar tasas e impuestos, porque su modelo de privatización de servicios hace imposible que los mismos sean sostenibles”.

Por ello, Izquierda Unida en Baza sigue defendiendo un modelo de gestión municipal radicalmente opuesto al actual, en el que el coste de los servicios se racionalice a través de la remunicipalización de los mismos, de tal modo que “paguemos por los servicios lo que de verdad valen, no los beneficios de unas pocas grandes empresas, y de ese modo se puedan disminuir los impuestos y tasas que la ciudadanía viene pagando desde la subida referida. No podemos seguir pagando a precio de oro lo que no llega a medalla de bronce, ya que de este modo el ayuntamiento tiene una economía insostenible que se traduce en los elevados impuestos y tasas que se pagan actualmente”.

 

Por último, Gil van Gils dice “no comprender como el gobierno municipal puede vender como un logro “congelar” unos impuestos municipales que subieron un 30% hace cinco años de manera temporal. El logro sería lograr bajar dichos esos impuestos, no mantenernos pagando unos impuestos y tasas que son muy elevados si lo comparamos con la renta per cápita del municipio. Éste no bajar los impuestos municipales demuestran lo nefasto de la gestión económica del ayuntamiento por parte del PSOE de Baza”.


Tweets de @JuanraGil1

Opinión

Humor

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede cambiar su configuración siempre que lo desee.