La Asamblea Local de Izquierda Unida en Baza ha presentado una moción en el Ayuntamiento de la ciudad para que se diseñe un plan de sustitución paulatina de las tuberías de fibrocemento que aún hoy día forman parte del sistema de abastecimiento de agua del municipio, pese a que está más que demostrada su perjuicio para la salud al contener entre sus componentes amianto, sustancia muy tóxica y perjudicial para el ser humano.

Concretamente, y a raíz de la normativa europea que prohíbe la utilización de los materiales que tengan entre sus componentes el amianto, así como ordenar que se retiren dichos materiales que se estén utilizando en infraestructuras, sobre todo en las de consumo de agua, lo que se solicita es que se realice un plan que haga posible que de manera progresiva se consiga eliminar las tuberías de fibrocemento en el municipio en un plazo razonable, de cinco o seis años, para dar cumplimiento a dicha normativa y conseguir proteger de este modo la salud de todos los bastetanos y bastetanas, mejorando sustancialmente el servicio de suministro de agua potable en Baza.

El Portavoz Municipal de Izquierda Unida en Baza ha señalado que, según los datos de la encuesta de infraestructuras realizada por el Ayuntamiento y la Diputación en 2014, en torno al “30-35% de las tuberías de suministro de agua potable en nuestra ciudad siguen siendo de fibrocemento, siendo especialmente grave el caso de los anejos y pedanías, donde el porcentaje supera el 90%. Además, las tuberías de fibrocemento en muchos casos están en los tramos superiores de la red, por lo que calles y barrios que tienen tuberías en otros materiales se encuentran con que el agua llega a las mismas desde tuberías de fibrocemento, por lo que el agua puede estar contaminada”.

Gil van Gils ha indicado que la moción “también insta a que se busque la colaboración técnica y económica de otras administraciones, ya que hablamos de una inversión importante, pero el Ayuntamiento puede empezar a actuar y a sustituir parte de las tuberías cada año, como demuestra el superávit presupuestario del año pasado. No es normal que estemos devolviendo dinero a los bancos mientras abastecemos el agua en tuberías que ya no son legales, y pueden tener consecuencias negativas para la salud de la ciudadanía de Baza. El Ayuntamiento tiene capacidad para comenzar a trabajar en el tema y eso es lo que pedimos, ya que no sé refleja la cantidad anual a invertir por el consistorio en cada anualidad precisamente para intentar que la moción se apruebe y se ejecute, cada año con la inversión que sea posible”.

El Portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Baza ha concluido señalando que “mejorar los espacios públicos y poner la ciudad bonita está muy bien, pero también tenemos que ser capaces de renovar lo que no se ve, como es el caso, y que también resulta muy importante para la ciudad, tanto por la cuestión de promoción de la salud, como por el ahorro a largo plazo que puede suponer la sustitución de estas tuberías, que son de las más antiguas de la red y por lo tanto pueden ser de las que más pérdidas de agua tengan”

 


Tweets de @JuanraGil1

Opinión

Humor

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede cambiar su configuración siempre que lo desee.