Pin It

Muy buenas a tod@s, espero estéis bien. Quería retomar algo muy parecido a la extinta “la semana de Juanra”, pero sin la obligación de estar ahí todas las semanas porque el ritmo laboral, familiar y político, no me permitía comprometerme a dicha presencia semanal. Y así nace “Días y flores”, que como nombre de sección ya deja a las claras que va a ser algo más personal que nunca. Como aclaración previa, Días y Flores es mi canción preferida, de Silvio Rodríguez. Es una canción que me define y, que si uno tuviera talento, hubiera podido escribir en primera persona sin problemas, me define. Antes de empezar te dejo el enlace a dicha canción, por si quieres escucharla y por si quieres conocerme un poquito más: https://www.youtube.com/watch?v=6GJTFRNkaho&rco=1

Ahora, al grano: El pasado 17 de junio se produjo el primer aniversario del inicio de la presente legislatura municipal, la primera sin mayoría absoluta, la del cambio de partido en el gobierno , y por lo tanto, de alcalde en nuestra ciudad. Desde entonces, y un año ya da para empezar a evaluar con seriedad el trabajo que se viene realizando, la palabra cambio se ha usado mucho, pero cambios se han visto muy pocos, y cuando se han producido han sido en la mayoría de los casos para mal más que para bien.

Para mal, y me explico, porque el primer cambio que pudimos ver es que no sólo no disminuía el número de concejales liberados en el ayuntamiento, sino que pasaban a estar liberados todos los concejales y concejalas del mismo, además de 3 personas más como personal de libre designación. Pasamos de las 9 personas liberadas al final de la anterior legislatura, a las 13 actuales, récord absoluto tanto en número como en coste en la historia de nuestra ciudad. ¡Bravo por el cambio!

Otro cambio inmediato, también para mal, que vivimos recién iniciada la legislatura fue la apuesta por el coche, con su correspondiente contaminación, en lugar del carril bici, desistiendo el equipo de gobierno de una subvención de algo más de 700.000€ (a los que el ayuntamiento debía sumar otros 200.000 aproximadamente), además de una manera costosísima. Solucionar los problemas de ejecución que había en la subvención (había un tramo sin licitar) habría supuesto un coste total de 1,2 millones de euros como máximo. En cambio, la decisión del equipo de gobierno nos cuesta en torno a 1,3 millones (gasto ya ejecutado, devolución de la subvención más intereses) más sanciones, y sin el equipamiento construido. ¡Bravo por el cambio!

Hay más… Otro cambio trascendente es que mientras al señor alcalde se le llena la boca con el discurso de que las ayudas sociales son malas, y lo que hay que hacer es generar empleo, deciden presupuestar con 0€ la bolsa de empleo social que tanto trabajo nos costó que el PSOE tuviera a bien crear y mantener en un nivel digno de llamamientos. El único programa del ayuntamiento que iba precisamente de eso, de dignificar la ayuda y de dar empleo, se lo cargan…. Y un año después mantienen en el tablón de anuncios el listado de dicha bolsa y por dónde van los llamamientos, como recordatorio de su magnífica decisión. ¡Bravo por el cambio!

De la ayuda a domicilio… es casi para echarse a llorar. Deciden no prorrogar el año que se podía prorrogar el contrato, por mejorar la seguridad jurídica según ellos, en lugar de prorrogar y preparar la solución que se le quisiera dar con tiempo, despacito y con buena letra. Pero deciden que no… y casi ocho meses después vamos por el segundo pliego también paralizado por un recurso, la empresa prestando el servicio sin contrato en vigor, y la nube de la inestabilidad siempre sobre las cabezas de las usarías y trabajadoras del servicio, acrecentada por un alcalde que no tolera una crítica, y que sólo se le ocurre responder con órdagos como el lanzado con este asunto a servidor. Demencial… ¡Bravo por el cambio!

Las formas… ¡ay las formas! Quienes pasamos horas allí con ellos vemos, sabemos… Lo poco en serio que se toman algunos y algunas la institución, la falta de respeto en demasiadas ocasiones a la oposición, la prácticamente nula coordinación dentro del equipo de gobierno que hace que vivamos situaciones rocambolescas… y la negociación con los otros grupos de las propuestas, que apenas se da y cuando no se aprueba algo es que “se les bloquea”. Porque el papel de víctima si lo tienen bastante asumido… Hay de todo, como en todos lados, y algunos miembros del equipo de gobierno son buenos compañeros y responsables… Pero en otros casos… Al menos las formas, les pueden, porque entiendo que ninguno de ellos tiene mal fondo. Intentan gobernar como si tuvieran mayoría absoluta cuando no la tienen, y pasa lo que pasa. Por desgracia han cogido maneras de trabajar que ya practicaba el SOE con su mayoría absoluta… Pero claro, los otros llevaban más de 20 años y podían gobernar sin los votos de nadie… A los “nuevos”, con menos de un año les ha sobrado para coger la misma enfermedad… Otro dato: Un año y en la legislatura que más hay que negociar, el señor alcalde no ha convocado ni una Junta de Portavoces, que es donde nos reunimos todos los grupos para llegar a acuerdos... ¡Bravo por el cambio!

Y en materia de personal… Las decisiones las toman los de siempre, y las cosas siguen igual (que significa peor, porque se esperaban cambios con “El cambio”. Cada proceso selectivo con normas y baremos diferentes, según convenga…. Y todo funcionando como estos años atrás… ¡Bravo por el cambio!

Y así podríamos estar un buen rato, pero creo que con estos ejemplos, podréis comprender por qué puedo afirmar que el tan cacareado cambio se ha quedado en un mero cambio estético, de caras y de siglas, pero la vida sigue igual. Los cambios no llegan al ayuntamiento, la gente que lo pasa mal sigue pasándolo mal o peor, quien no tiene trabajo no ve que se haga nada para cambiar su situación, quién aspira a trabajar en el ayuntamiento se siente igual de indefenso…

El cambio era y es que no hay mayoría absoluta, que tienen (aunque no quieren) que contar con más partidos, y cuando se den cuenta de eso, realmente el ayuntamiento podrá empezar a trabajar de otra manera, y cambiar realmente. Mientras tanto estaremos en un gobierno del PSOE Bis, más caro, eso sí, y sin mayoría…

A estas alturas podemos afirmar que el gobierno municipal no está dejando que el cambio real, que venía y viene de los grupos minoritarios, como nosotras, que sí llevábamos propuestas de gestión distintas para el ayuntamiento, participe realmente en la elaboración de las propuestas que se llevan adelante (o se intentan)… más bien nos ningunean, se ríen de nuestras propuestas e intentan imponernos mediante la victimización y la presión tener que apoyar lo que nos pongan por delante. Y nosotras, lo tenemos muy claro, ASÍ NO, ni pasaremos por el aro, ni hay cambio en Baza trabajando de esta manera.

Seguimos dispuestos a aportar, a trabajar, a cambiar la realidad de nuestro ayuntamiento y de nuestra ciudad… Pero un año después, éste que les escribe, tiene cada vez más claro que con el equipo de gobierno actual ello es imposible. Dicho queda, porque cada día está más claro que somos el cambio que Baza necesita.

Que empecéis bien las vacaciones

Juanra

Opinión